4/25/2016 0 comentarios

Libro para Colorear, Un desafío a la Creatividad




Desde hace un tiempo he estado leyendo en distintos sitios acerca de los beneficios de los libros para colorear, la mayoría reconoce que colorear u otras formas de trabajo no verbal relajan, al parecer colorear genera además una conexión profunda con nuestra parte más lúdica y quizás hasta nos recuerda nuestra  época de niños en la cual  colorear era un juego,  sin exigencias ni patrones establecidos. Fue así como comencé a buscar en librerías  las opciones que me permitieran comenzar con mi primer libro para colorear, la verdad es que el mercado no es muy amplio, si bien existe una "moda" la oferta no es muy amplia, la mayoría de libros para colorear no pasan de ser una recopilación de mandalas u otras figuras sin hilo conductor ni contenido,  no obstante existe un reducido número de libros que si poseen una identidad y calidad que amerita, aunque su valor excede la posibilidad de adquirirlo fácilmente, sin embargo me compré el que sin duda me pareció mejor, en cuanto a la coherencia, el tipo de hoja, factor importantísimo a la hora de colorear. Ya con el libro, los lápices,  comencé la tarea de colorear...pero, tratando de elegir por cual comenzar me desanimé. Creo haber coloreado una par de flores y se acabó mi entusiasmo. Estuve meditando en relación al motivo y creo que después de largo rato llegue a la conclusión que era porque no me sentía identificada con el libro, bien realizado técnicamente pero lejano a mi mundo. Como artista y  creadora me percaté que es muy importante agregar ese valor casi imperceptible a todo lo que uno hace, esa identidad, ese "Estilo Propio" que marca diferencias entre algo muy bien hecho y eso que llega. Fue así entonces y sin pretender marcar precedentes comencé la titánica tarea de realizar mi propio libro para colorear, uno que naciera del propio mundo que yo he creado, difícil tarea ya que si algo identifica mi trabajo es justamente, "el color", es aquí donde debo decir que los años de trabajar pintando y modelando no me sirvieron de mucho al momento de comenzar a dibujar, es un mundo nuevo, mucho más estático y detallista, pasé varias semanas buscando un hilo conductor, una historia, un estilo hasta que me di cuenta que allí estaba un mundo completo, lleno de personajes e historias incluyendo a Chollo.  "Dedos Verdes" es un término que se usa de manera coloquial, para  nombrar a aquellas personas que tienen "Buena mano para las plantas", algo debe existir en dichas personas, quizás  una energía especial, un tipo de vibración  o quien sabe un tipo de conexión con la naturaleza. Así comenzó a tomar forma este proyecto, día a día me senté a dibujar, borrar, marcar, varias croqueras llenas de bocetos, varios meses de trabajo y al fin tenía mi librito para colorear. "Dedos Verdes" Terapia Anti-Estres para adultos (No agregué a los niños, ellos no necesitan explicaciones) 

4/26/2015 0 comentarios

Comienza una nueva Ruta

Hace tiempo no andaba por acá, nuevamente me encuentro embarcada en un viaje de experiencias y sobre todo sueños. Dentro de este viaje, he estado esperando que llegue hasta mis  curiosas manos y lujuriosa imaginación un camino nuevo y que despierte ese lado lúdico que inspira mi trabajo. Hace un par de años me maravillé con la técnica del Papel Maché,  en ella descubrí el trabajo en volumen, el espacio, el reciclaje como  soporte de trabajo y un sin fin de detalles técnicos que me llevaron a desarrollar un sinnúmero de personajes, pequeños seres mágicos, sin embargo desde hace unos meses "algo" me dejó sin inspiración, lo comienzo a notar en el desazón, en el abandono del taller, y en la lúgubre luz de soledad que comienza a rondar en mis espacios creativos. Antes sin duda me hubiese provocado una angustiosa búsqueda, con la edad y la experiencia, me detengo a saborear el estado de estancamiento en su plácido sabor a quietud.
No obstante... ¡Hoy vuelvo a la carga creativa!, un camino se cruza con otro, circunstancias, hechos y bueno aparece nuevamente el camino perdido, hay que sacudirse el abotagamiento y dejar que fluya la creatividad. Las Marionetas son un mundo distante para mi hasta ahora, sin embargo me parece que era el camino evidente, mis esculturas estaban cada vez más cerca de la expresión corporal, del casi obligatorio movimiento,  danzar y saltar por espacios siderales. Comienza una nueva ruta, ya veremos que nos depara el camino. 






6/02/2014 0 comentarios

¿Adónde van?


Hace días leí sobre la técnica Japonesa llamada Kintsugi (Cicatrices de Oro), técnica que consiste en unir con un fuerte adhesivo y polvo de oro la cerámica rota, realzando de esta manera la fisura, lo que transforma esta zona en la parte más resistente de la reparada pieza. Cuanto cariño, dedicación y técnica empleada para reparar eso que se creía perdido. La analogía es inevitable ¿Cuantas cosas rotas hemos desechado sin siquiera detenernos a pensar en repararlas? Vivimos en la época de lo desechable, es más fácil, menos complicado y hasta más económico simplemente reemplazar. Pero y ...¿La historia? Dice una canción de Silvio Rodriguez, ¿A dónde van? ¿Seríamos capaces simplemente de  responder?- ¡A la basura!-Ahora si me detengo a pensar, que esa cerámica rota es entonces una relación, una amistad, confianzas, tiempo de intimidad y conexión con otras  personas, afectos, proyectos fracasados  y al primer desencuentro o fracaso, cuando sentimos que ese frágil cuenco se fractura, se cae casualmente al suelo y se quiebra. ¿Cual es el adhesivo y los polvos de Oro que recomponen los corazones rotos, las confianzas quebrantadas, las amistades traicionadas  o el cariño a  uno mismo? Serán acaso las oportunidades brindadas, las conversaciones sinceras, el perdón, el amor profundo,   capaces de transformar esas grietas en zonas reforzadas que nos recuerden que un día  creímos que era mejor desechar lo que lleva tiempo construir, ¿Será la dedicación y el amor puesto en reparar el cuenco roto lo que lleva a ver belleza aún en lo fisurado o fracturado?Imagino que reparar corazones rotos lleve más tiempo que reparar un cuenco Japonés , pero sin duda, la historia que contiene cada uno nos haga sentir que vale más aprender de los antiguos reparadores a sanar y dar valor a aquello que nos ha hecho llegar a ser quienes somos. Vivimos en la época de lo desechable, por eso no entendemos la diferencia entre valor y precio, más valor a lo que importa, porque lo que de verdad importa por lo general no tiene precio. 
1/11/2014 2 comentarios

La Creatividad

La creatividad para mi es como un mar, así de inestable, así de quieto e impetuoso a la vez, así de impredecible. 
Quien dice que sale de la cabeza, desde la lógica ¡Miente! inescrupulosamente, no se puede pensar la creatividad, no se puede frenar ni provocar. Vivo naufragando en este mar, sin tierra a la  vista, sin salvavidas y sin mapas.
¡Bendita creatividad que me alimenta! y me  mantiene a flote, perdida pero a salvo, observando como nacen nuevas estrellas, estrellas quietas a miles de años o dentro del pecho, bailando...

bailando. 


Tecnología de Blogger.
 
;