4/04/2009


He estado pensando en la fragilidad de nuestras vidas, tiendo a no pensarlo pues cada vez que lo analizo me embarga una sensación del “del sin sentido de vivir”.

Pasamos tan efímeros por la existencia, dejando rastros disolubles en el tiempo, dejamos afectos que desaparecen luego, dejamos nuestra herencia si tenemos tiempo y suerte de hacerlo, pero lo demás… Tal vez es una forma de pararse en la vida, si es que creemos en la trascendencia vivimos concientes pero esperanzados de lo que vendrá. Los que no tenemos esa suerte o convicción vemos un incierto mañana.

Hace tiempo lo dije, quizás quedar plasmada en una imagen nos haga prevalecer, una Monalisa, que subsiste a pesar de los años, una Madame Butterfly que resuena en el paso de los años, una Gala que mira el horizonte en espacios inventados sólo para ella. Poder escribir una frase que sea repetida y pintada en los muros de tanto en tanto. Escribiendo esto, me doy cuenta que quizás prevalecer es una quimera, una manera de no deshacernos en el ahora, pisar firme el suelo donde nos paramos, hacer lo que añoramos y esperamos que llegue solo.

Vivir es un viaje sin retorno, hecho de pequeños momentos, felices y tristes, un viaje donde podemos hacer amigos entre una estación y otra, donde podemos decidir ir mirando hacia fuera con un libro en las manos, ajenos al paso de los demás, de las voces extrañas. O un viaje, consciente absorbiendo cada momento, estrujando las conversaciones, sintiendo el calor y el frío, mirando las estrellas y contándolas hasta el amanecer. Regalando papeles escritos con poemas, fotografiando el paso de cada insecto y cada sonrisa. Gozando y bailando, porque más allá de este viaje, no sabemos nada más.

Para Cote

6 comentarios:

Catalina dijo...

Mi querida amiga,
Ningún encuentro es trivial.
Todos los encuentros nos marcan, nos dejan algo, nos enseñan algo y algo dejamos en todos ellos. Una parte nuestra queda en cada encuentro con alguién.
En mi encuentro contigo encontré la belleza de los colores y los vuelos que sólo un corazón lindo como el tuyo puede ver.
Besos enormes mi querida amiga, feliz por saber que hay una estación donde te encuentro y donde además la vida te encontró con otros seres que también quiero.

Anónimo dijo...

Pasé a saludar. Llego desde el blog de Catalina, quien ha dejado en el mío un solidario mensaje.
Un abrazo,
Zenia

josealfonsomartínez dijo...

Accedo a tu blog desde Sublimaciones. En la tercera entrada al mío,
http://callejadelahoguera.blogspot.com podrás encontrar el programa emitido este fin de semana por la emisora de televisión española "Cuatro", el programa de Iker Jiménez, "Cuarto Milenio", relativo al best-seller y a la película Ángeles y Demonios. Podrás comprobar cómo se destapa la realidad de un vaticano ocupado actualmente por ciertas capas ocultas de la masonería y, por otro lado, el enfrentamiento entre Iglesia y Ciencia. Espeluznante.
Un saludo,

Cecilia dijo...

hola Paloma, acabo de leer tus palabras, que bellas, que ciertas, yo a veces tengo también sentimientos así.
Un beso

Karin dijo...

Hace tiempo que no posteabaen mi blog....acabo de escribir algo con relación a una de mis obras de este año y creo que hay un enlace a lo que escribes aqui. Lee el poema de Borges, es muy lindo y creo que al leerlo varias veces nos empieza a hacer "click"...
Un besote!

Fran dijo...

me gusta la idea de un viaje conciente, la de estrujar las estrellas y aflorar poemas en las hojas...
saludos desde el olvido de la memoria...

Con tecnología de Blogger.
 
;