1/15/2009

Hacer cosas por el simple placer de hacer son las pocas delicias que nos van quedando en la vida, vivimos haciendo todo por un porqué y para qué, cuando éramos niños, quizás pequeños mounstritos como dice Cortazar, hacíamos las cosas porque sí, pintábamos paredes y llenábamos de barro nuestras ropas, pero a medida que el tiempo pasa esos pequeños placeres se reemplazan por un sinnúmero de ritos, que no nos producen placer y en el mejor de los casos simplemente Dinero.

Meter la mano en un saco de lentejas, hacer burbujas de jabón, jugar con los pies en el arena, son simples hechos que espero no se acaben nunca el pintar es mi pequeño gran placer, mi porque sí, mi pasíon de la niña que aún soy, mi simpleza y mi paz

4 comentarios:

Rockerilla Blackmore dijo...

Guau!
me siento completamente identificada y concuerdo con lo que expones...
qué rico mantener viva lo que nos mueve y apasiona. En tu caso pintar y en el mío hacer música.

Qué lindo toparse con algo así.

Éxito en lo tuyo...
pasaba de casualidad.

Magp dijo...

Linda ilustración!!! Sí,estoy de acuerdo con lo que dices, pienso que hay que seguir siendo niña siempre. Gracias por pasarte por mi blog. Saludos

KarLo dijo...

Tanto tiempo
siempre tan ocurrentemente visual

feliz 2009 para ti

saludos cordiales
Karlo

Paloma Cancino dijo...

Rockerilla: Gracias por pasar, no hay que dejar de vivir y sentir eso que nos apsiona o que simplemente nos hace felices.
Saludos para ti

Magp: Gracias por pasar.

Karlo: Feliz para ti también :)

Con tecnología de Blogger.
 
;