3/23/2007

Hace un tiempo conversando con mi hermano este me decía; Quiero cambiar de trabajo, me siento incómodo, quisiera terminar mis estudios, pero tengo deudas, compromisos; me siento realmente agobiado, hasta infelíz. ¿Que opinas tú?

En ese momento respondí casi sin pensar ¡Escucha a tu corazón!

Después de la conversación me fui a casa pensando. ¿Qué es lo que nos asusta tanto, que somos incapaces de hacer lo que nos dice el corazón?, ¿Será que tenemos tanto miedo al cambio que seguimos y permanecemos siempre en el mismo lugar?

Ahora si lo pensamos mejor a lo que le tememos en realidad es a equivocarnos a no saber como reaccionar en una situación desconocida.

Siento que hemos perdido la capacidad de ver los cambios como experiencias de crecimiento, de auto-conocimiento, de elegir y por sobre todo de una infinita libertad, la libertad de permitir equivocarnos y de cambiar una y otra vez. Cada cambio es la posibilidad de ir avanzando en nosotros mismos, conocer nuevas y fundamentales personas, de vivir trascendentales experiencias y por sobre estar convencidos que no nos estamos traicionando a nosotros mismos ni a nuestros deseos.

En principio no hay mucha diferencia entre una persona cobarde

y una valiente. La única diferencia es que el cobarde escucha

sus miedos y se deja llevar por ellos, mientras que la

persona valiente los aparta y continúa su camino. La persona

valiente se adentra en lo desconocido a pesar de todos los miedos.

(Coraje, OSHO)

12 comentarios:

la cigarra dijo...

Asustan los cambios, lo desconocido, lo que puede requerir una nueva adaptación...pero hay que seguir adelante...siempre cantando y resucitando...

La Palo ! dijo...

Palomaaa dejame decirte que tu nombre es preciosoooo jajaja

eemmmm los cobardes se quedan atascados en las ramas y los valientes nos tiramos de la cima del árbol

Un beso!

1
2
3
me aborté

paloma dijo...

Hola Cigarra Gaby!!!! que bueno que has vuelto y cantando al sol. Los cambios son tremendamente importantes
Hay que volver a hacer una y otra vez.
Cariños y bienvenida :)

Palo! asi es pues! a volar!!!!! :)

matlop dijo...

Mientras más esfuerzo hago por liberarme, más crecen mis raíces!!!

M:

Yamandú Cuevas dijo...

A lo que más miedo le tenemos por lo general es al juicio externo, al famoso "que dirán". Puede que haya algo de cobardía en nosotros aunque yo prefiero entenderla como inseguridad. Lo rescatable de la inseguridad es que es superable.

Las personas que en una u otra medida somos inseguras deberíamos recordar que es inútil, que lo único permanente es el cambio.

Carlos Killian dijo...

TOTALMENTE DE ACUERDO,BESO,KILLIAN

J. dijo...

Mi efímera memoria
no es capaz de decirme
si te comenté antes.

Lo que si recuerdo
es haber pasado y
haber visto los lindos
dibujos que haces.

Estás bienvenida
a mi bitácora,
estoy intentando cambiar
la plantilla para no hacer
tan molesta la leída.

Creo que son muchas
cosas las que se temen
ante el cambio.

Muchas veces se teme ser
rechazado o defraudar a
los demás con lo que hagamos.

Al final es temer quedarse solo. Miedo a no hacer lo correcto, y otras tantas cosas. También depende
de la persona.

¡Saludos!

luna dijo...

Yo lo noto: cómo me voy volviendo
menos cierto, confuso,
disolviéndome en el aire
cotidiano, burdo
jirón de mí, deshilachado
y roto por los puños
Yo comprendo: he vivido
un año más, y eso es muy duro.
¡Mover el corazón todos los días
casi cien veces por minuto!

Para vivir un año es necesario
morirse muchas veces mucho.
A.G.
Felicidadessssssssssssssss. con un pocop de retraso.

paloma dijo...

Matlop; si esas raices son seguras y agradables está todo bien ;)

Carlos; gracias por venir :) Un abrazo

J. siempre depende de cada unom las recetas sólo resultansi cada cual le pone su condimento secreto :)

Luna; es verdad, debemos morir y volver a empezar una y otra vez, aunqe duela, aunque custe...lo que no mata fortalece.
Abrazos a todos

Paloma

LA MOMIA ROJA dijo...

que buen color, mujer!!!este blog tiene buen color,sip...saludetes momios

Cecilia dijo...

Hay Paloma!! pero es dificil, justamente yo me planteaba algo así, vos leiste mi post, tus palabras son muy sabias para con tu hermano, hay que escuchar al corazón pero no es facil, no sé si es de cobardes, a veces simplemente uno no puede elegir lo que mas le gusta.
Nunca lei a Osho, no coincido en que es de cobarde escuchar el miedo, pero es muy complicado y no estoy segura porque estoy en una situación parecida a tu hermano.
un beso grandisimo, gracias por tus palabras siempre.

Nelson Salinas dijo...

Lindas palabras, valientes....En el fondo el corazon es el gran guia, no escucharlo es vivir sin vida....


http://desdoblamientointelectual.blogia.com

Excelente tu blog!!!!!!

Con tecnología de Blogger.
 
;