11/23/2012

Temporada de Talleres




    Cuando el Piloto era niño quería ser pintor, asombrado por un libro que vio de la selva que mostraba una boa que se tragaba una serpiente, inspirado lo dibujó y se lo mostró a los adultos, nadie reconoció su dibujo, ellos veían un sombrero. Fue en ese momento que decidió no ser más pintor y se transformó en Piloto. Un día tras una avería cae en el desierto y se encuentra con un niño que le pide que le dibuje una oveja.  
        Asombrado el piloto comienza a dibujarle corderos,  uno a uno los observaba y respondía negativamente, cansado dibujó su serpiente con el elefante devorado a lo que el pequeño niño respondió
-¡No, no! Yo no quiero un elefante en una serpiente. La serpiente es muy peligrosa y el elefante ocupa mucho sitio. En mi tierra es todo muy pequeño. Necesito un cordero. Píntame un cordero.
       Finalmente y un poco abrumado dibujó una caja con orificios  argumentando  que allí dentro está lo que necesita, a lo que el niño responde con alegría. Ésto es justamente lo que había estado buscando...


Con estos dos cursos  comenzamos con la temporada de Talleres, la idea es generar espacios donde desarrollar y re-encontrarnos con habilidades que han quedado olvidadas con el paso de los años, re-encantarnos con los dibujos que hacíamos de niños-as, volver a jugar, desde nuestra mirada más simple, contactando nuestra esencia y dibujando desde esa emoción.
El arte es un lenguaje sanador que emerge desde nuestro ser más íntimo. 



Para más Información escribir un e-mail a paloma.cancino@gmail.com

2 comentarios:

ToTo dijo...

Acabo de visitar tu blog por primera vez, Maravilloso tu trabajo!!
Felicitaciones!!
Un abrazo de colores.
ToTo

Paloma Cancino dijo...

Gracias ToTo
A mi también me gusta muchísimo tu trabajo
Abrazo de coloresx2

Con tecnología de Blogger.
 
;